Fabián Ríos habilitó nuevos nichos y un cinerario en el cementerio San Juan Bautista

Mié, 02/11/2016 - 11:45
EN EL DÍA DE LOS FIELES DIFUNTOS
Fabián Ríos habilitó nuevos nichos y un cinerario en el cementerio San Juan Bautista

Se trata de las primeras dos plantas del primer edificio construido con nuevos nichos; incluye un cinerario público, parquizado y muros perimetrales. “Son importantes trabajos que no se hacían hace mucho tiempo, por lo que el cementerio estaba al límite de su capacidad. A partir de hoy podremos cumplir con la demanda de la comunidad”, indicó el Jefe Comunal. La inversión ronda los $12.000.000. La jornada fue acompañada por el Arzobispo Andrés Stanovnik que celebró una misa y destacó la inversión comunal.

 

Fabián Ríos habilitó nuevos nichos y un  cinerario en el cementerio San Juan Bautista

El intendente Fabián Ríos habilitó las obras de ampliación del cementerio público San Juan Bautista, este miércoles 2 de noviembre. Con motivo de recordarse el Día de los Fieles Difuntos, el Jefe Comunal compartió con vecinos y trabajadores municipales la Santa Misa presidida por Monseñor Andrés Stanovnik, quien bendijo las nuevas instalaciones y pidió por el descanso eterno de quienes ya partieron de la vida terrenal.

 

El Intendente comentó que las obras se ejecutaron con acompañamiento del sector privado y señaló que “se está dando por terminada la primera etapa de construcción de nichos para los vecinos que profesan la religión católica”. Se trata de las dos primeras plantas del primer edificio que ya se levantó para ampliar la capacidad de nichos.

 

“Es una inversión importante y como son trabajos que no se hacían hace mucho tiempo, estábamos al límite de la demanda”, indicó el Jefe Comunal, y aseguró: “a partir de hoy vamos a poder cumplir con la demanda de la comunidad”.

 

En tanto que Monseñor Stanovnik destacó los trabajos llevados adelante por la Municipalidad de Corrientes y dijo que “todo lo que haga al cuidado del lugar donde depositamos los restos de nuestros queridos fieles difuntos, es una acción noble y buena”.

 

“Además el lugar estaba quedando cada vez más chico, así que celebro esta decisión del intendente”, expresó el Arzobispo, que también aprovechó la ocasión para resaltar que el Senado de la Provincia aprobó un proyecto para declarar de Interés Provincial la intervención municipal.

 

La obra completa consiste en la ejecución de tres edificios de tres pisos, con capacidad para 800 espacios en cada planta. Es decir que cada edificio tendrá unos 2.400 nichos para cubrir la gran demanda existente en la ciudad.

 

Incluye un gran muro perimetral de seguridad de 4 metros de altura y más de 600 metros lineales de longitud, así como tareas de parquización para embellecer el camposanto.

 

Por otra parte, Fabián Ríos recordó que en el Cementerio San Isidro del barrio Laguna Brava se realizan acciones similares. “Se están ejecutando con entidades privadas estas obras para cumplir con las peticiones de los vecinos que prefieren dejar los restos de sus seres queridos en ese cementerio”,  aseguró el Intendente.

 

NUEVO CINERARIO PÚBLICO Y REFLEXIÓN SOBRE LA CREMACIÓN

 

Pero además de los nichos, el Municipio construyó un cinerario en el cementerio, destinado a quienes “quieran depositar las cenizas de sus seres queridos”, señaló Ríos.

 

Durante la misa, Stanovnik se refirió al reciente comunicado de la iglesia en el que sienta postura sobre la cremación de las personas difuntas, y aclara que “no se trata de una prohibición”, “sino que las instrucciones que recibimos es ver qué se hace con las cenizas”, indicó el referente de la iglesia católica en Corrientes, ya que “se aconseja no arrojarlas ni esparcirlas, pero tampoco conservarlas en el hogar”.  

 

Por eso el Monseñor destacó “el hecho de haber puesto un cinerario en el cementerio para que la gente no guarde las cenizas en sus casas”. “Esto es muy bueno porque no es sano dejar las cenizas en nuestra vivienda; lo normal para el duelo es desprenderse de nuestros seres queridos”, explicó.

 

Emplazado sobre un espacio verde, ubicado próximo a la entrada por calle Vedia, el cinerario público municipal cuenta con una fosa de más de dos metros de profundidad recubierta con una losa y una apertura de aproximadamente 20 centímetros por donde se introducirán las cenizas. La parte superior es de 80 centímetros y está sellado con una tapa.

 

La construcción posee revestimiento de mármol y bancos de descanso para que se ubiquen los deudos que participen de ceremonias religiosos o vayan por su cuenta a orar a dicho lugar.   

 

El sector cuenta con un espacio para las ofrendas florales. Sin embargo, no se podrán colocar placas por falta de espacio, teniendo además como finalidad promover el sentido de igualdad. Las cenizas, en tanto, se depositarán sin urnas.

 

Como se calcula que por cada metro cúbico pueden depositarse los restos de cinco mil personas, entre los objetivos de la construcción se encuentra el alivianar el colapso que se encuentran sufriendo los cementerios públicos por falta de espacio, brindando a la vez un lugar adecuado a los deudos que deseen hacer reposar las cenizas de sus difuntos, en los casos que se opte por la cremación.

 

El intendente estuvo acompañado por la viceintendenta Any Pereyra; el secretario de Relaciones Laborales y Recursos Humanos, Pedro Lugo; el secretario de infraestructura, Daniel Flores; el subsecretario de Gestión Ambiental, Mario Duarte; la directora de Defunciones, Celeste Cadenas; el director y encargado del cementerio, Alberto Peralta; entre otros funcionarios y concejales.

 

ORDENAMIENTO DEL TRÁNSITO

 

Por otra parte, la Municipalidad de la Ciudad de Corrientes, a través de la Subsecretaría de Tránsito y Seguridad, desplegó este miércoles 2 de noviembre un importante operativo de tránsito para organizar y facilitar la circulación de vehículos en inmediaciones a los cementerios locales, en razón de conmemorarse el Día de los Fieles Difuntos.

 

La mayor presencia de personal municipal se dará en la zona adyacente al cementerio San Juan Bautista, donde inspectores patrullarán las avenidas Teniente Ibáñez, Jorge Romero, Garay, Gutnisky y Alberdi para evitar el estacionamiento de vehículos, al tiempo que se apostarán infantes en los distintos puntos de conflicto para la organización del tránsito.

 

También se ordenará la circulación de los distintos colectivos que confluyen sus servicios en dicho punto de referencia, como la línea 110 A y B; así como 104, A - B - C y D.

 

Procedimientos similares se darán en las adyacencias al cementerio San Isidro de Laguna Brava, donde se controlará la circulación por Ruta Provincial Nº5 y las calles próximas al camposanto ubicado en dicho barrio.