Recuperación de un espacio público sobre la avenida Gobernador Pujol

Jue, 06/10/2016 - 17:30
PARA EL LIBRE TRÁNSITO DE LOS VECINOS
Recuperación de un espacio público sobre la avenida Gobernador Pujol

Se trata de la esquina ubica sobre avenida Pujol y Lagraña (continuación de Paraguay). En el segmento funcionaba un kiosco sin la habilitación comercial pertinente, ocupando veredas y espacios verdes. Ante el estado de abandono del comercio y la no contestación a las reiteradas intimaciones para presentar documentales por parte del propietario, la Municipalidad procedió a las tareas de limpieza para recuperar este espacio público.

Recuperación de un espacio público sobre la avenida Gobernador Pujol

La Comuna capitalina procedió al retiro de un kiosco que no contaba con la habilitación pertinente, ocupando veredas y espacios verdes. Se trata de un comercio que se ubicaba sobre avenida Gobernador Pujol 1901, esquina Lagraña (continuación de Paraguay), el cual fue demolido y así liberado el espacio público para el tránsito de la comunidad.

 

Luego de agotar todos los procesos administrativos y las intimaciones formales iniciadas -desde la Dirección de Inspecciones de Obras Particulares-, sin obtener respuesta positiva por parte del usurpador del espacio público; la Comuna capitalina procedió con la demolición de la construcción ilegal.

 

Previamente, en la esquina mencionada se verificó la existencia de un kiosco de estructura metálica con marquesina cuyas medidas aproximadas eran de 8 x 2,30 mts, siendo su nombre de fantasía “La Turka”, el cual no registraba habilitación municipal para el desarrollo de la actividad comercial.

 

Ante el evidente estado de abandono y la no contestación a las intimaciones de presentación de documentales que autoricen la ocupación del espacio público y la actividad comercial, la Dirección General de Recuperación y Fiscalización de Espacios Públicos, dependiente de la Subsecretaría de Fiscalización Urbana, procedió con las tareas de limpieza.

 

De esta manera, el segmento recuperado se habilitó nuevamente al tránsito de los peatones y al uso comunitario del espacio.

 

Vale resaltar que esta me­di­da no es per­se­cu­to­ria, lo que se pre­ten­de es que la Mu­ni­ci­pa­li­dad accione de acuer­do a la Ley y que el sector vuel­va a ser de tránsito pú­bli­co y be­ne­fi­cie a to­dos vecinos del barrio.