El Municipio capitalino trabaja intensamente en los barrios de la ciudad para evitar anegamientos

Sáb, 13/05/2017 - 13:26
LUEGO DE INTENSAS PRECIPITACIONES
El Municipio capitalino trabaja intensamente en los barrios de la ciudad para evitar anegamientos

Fabián Ríos coordinó obras este sábado por la mañana, principalmente en las comunidades próximas a las rutas 12, 5 y 43, como lo son el Bejarano, Laguna Soto, Laguna Brava, Sapucay, Cremonte, San Ignacio, Lomas, Santa Rita, Ponce; todos afectados por el desborde de lagunas, bañados y esteros. Hay cuatro bombas extractoras de agua funcionando en esos sectores: Ruta 12 frente al aeropuerto, Ruta 12 y Río Chico, Ruta 5 y Rafael Vilelas, Ruta 5 y César Álvarez. También estuvo en la obra de avenida Alta Gracia, que funciona bien y que drena el agua de los barrios San Antonio Oeste, Río Paraná, La Chola, 3 de Abril, Independencia, Nuestra Señora de Guadalupe y San Roque, así como en la intervención que se ejecuta sobre avenida Jorge Romero con maquinarias viales que realizan entubamientos. Además se hace desobstrucción de pluviales y apertura de canales en  la Olla, Ongay, Irupé, Serantes y Loma Linda.

El Municipio capitalino trabaja intensamente en los barrios de la ciudad para evitar anegamientos

El intendente Fabián Ríos recorrió este sábado 13 de mayo diversos puntos de la ciudad en los que se asientan comunidades perjudicadas por las intensas lluvias, coordinando importantes trabajos con máquinas pesadas. Según datos del Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA) cayeron más de 110 mm de agua en las últimas 12 horas, y los vientos superaron los 43km/h.

 

El Intendente priorizó la situación de las comunidades que se encuentran en el triángulo conformado por las rutas 12, 5, y 43, puntualmente los barrios Bejarano, Laguna Soto, Laguna Brava, Sapucay, Cremonte, Lomas, Santa Rita, Ponce; todos afectados por el desborde de lagunas, bañados y esteros.

 

Este sábado por la mañana se instaló una cuarta estación de bombeo por ruta 12, frente al aeropuerto y a Bramaq, para drenar lagunas desbordadas detrás del barrio Bejarano.

 

Fabián Ríos además constató el funcionamiento de la bomba en la intersección de ruta 5 y la calle Rafael Vilelas, próxima a la rotonda de la Virgen en el barrio Cremonte y San Ignacio, que posee una capacidad de extracción superior a los 30 millones de litros por hora que arroja las aguas hacia avenida Independencia.  

 

También funcionan otras dos bombas. Una en ruta 5 y calle César Álvarez, en el acceso al barrio Ponce sobre y en inmediaciones a la estación de servicio, y la otra en Ruta 12, en la intersección con Río Chico que impulsa líquido hacia el Canal 4 y el Canal 5.

 

Cada equipo puede impulsar hasta 40 millones de litros por día y tienen el objetivo de bajar los niveles de agua de los esteros y lagunas ubicados detrás del barrio Bejarano.

 

Paralelamente el Jefe Comunal constató el buen drenaje de la obra hídrica de avenida Alta Gracia, para los barrios San Antonio Oeste, Río Paraná, La Chola, 3 de Abril, Independencia, Nuestra Señora de Guadalupe, San Roque, entre otros.

 

Consiste en una intervención de 1.500 metros de trabajos mixtos con entubamientos y profundizaciones. En un tramo se está ensanchando y rectificando el cauce del desagüe a cielo abierto que desemboca en el arroyo ubicado en Igarzabal y Alta Gracia.

 

Fabián Ríos también se acercó al barrio Caridi, al San Benito y al Arazaty, donde diagramó tareas para evitar nuevos desmoronamientos de la avenida Jorge Romero, obra que ya empezó a ser reconstruida pero que se frena por impedimento de las condiciones climáticas.

 

El socavamiento está siendo entubado en varios tramos, pero por lo pronto se retiró el ducto de chapa galvanizada en la esquina de Romero y Pasaje Morgan para que el agua escurra normalmente.

 

En la tarde de ayer, ante los pronósticos extendidos de lluvias extraordinarias, la Viceintendenta Any Pereyra coordinó el traslado preventivo de una familia cuya casa está en peligro de derrumbe.

 

TRABAJOS EN ZONAS BAJAS

 

El Municipio realiza más trabajos de desobstrucción de pluviales, apertura de canales y ensanchamiento de desagües a cielo abierto, así como asistencia directa para familias en barrios de zonas bajas, como la Olla, Ongay, Irupé, Serantes y Loma Linda al sur.

 

Se pide a los vecinos no arrojar bolsas de residuos en esquinas ni en contenedores. La basura arrojada por los mismos vecinos y personas del casco céntrico que también utilizan a las zonas alejadas como basureros al aire libre afecta el normal funcionamiento de los desagües.

 

Todos los pronósticos indican que 2017 superará ampliamente las precipitaciones de años anteriores. Para el trimestre abril-mayo-junio se espera un aumento del 50% de lluvias por encima del régimen normal. El promedio de lluvias aumentaría un 70% para julio-agosto-septiembre por el fenómeno climático “El Niño”.

 

El mantenimiento de la limpieza de los desagües de la Ciudad depende en gran parte de la colaboración vecinal y el cambio cultural de utilizar como basurales cualquier espacio abierto, expresaron los técnicos de la Comuna.

 

Asimismo, cabe destacar que la Municipalidad de Corrientes recibe los reclamos de los vecinos, que pueden comunicarse directamente a través del 0800-5555-6864 (MUNI).