El Municipio capitalino despliega máquinas viales y bombas de desagüe para acelerar el escurrimiento del agua en distintos puntos de la Ciudad

Mar, 25/04/2017 - 19:00
TRAS LOS 210 MILÍMETROS DE AGUA CAÍDA
El Municipio capitalino despliega máquinas viales y bombas de desagüe para acelerar el escurrimiento del agua en distintos puntos de la Ciudad

En la intersección de Ruta 12 y avenida Río Chico, la gestión del intendente Fabián Ríos instaló una bomba con capacidad para impulsar 40 millones de metros cúbicos por jornada. En la misma zona, máquinas viales realizan canales derivadores para volcar los excesos hídricos hacia los Canales 4 y 5 que llevan el agua hacia el río Paraná.  También realizan tareas de ensanchamiento y profundización de canales a cielo abierto en los barrio Ponce, Santa Rita, Sapucay, Pirayuí, Ciudades Correntinas, Laguna Soto y otras comunidades bajas, zonas de lagunas y bañados. La capacidad de escurrimiento de todos los canales de la Ciudad aumentó considerablemente en las últimas horas, por pendientes natural a los mismos llegan también agua de lagunares de Santa Ana, San Luis, Ramada Paso.

 

El Municipio capitalino despliega máquinas viales y bombas de desagüe  para acelerar el escurrimiento del agua en distintos puntos de la Ciudad

En la tarde de este martes 24 de abril cerca de 20 cuadrillas de las Secretarías de Infraestructura y la de Ambiente; más equipos de trabajo de las 40 Delegaciones Municipales trabajaron a destajo en distintos puntos de la Ciudad para acelerar el escurrimiento del agua, tras los 210 milímetros de lluvia caída en las últimas 24 horas.

 

El embate climático obligó a redistribuir algunas bombas de desagüe para potenciar el drenaje a través de grandes canales que llevan el agua desde las zonas urbanas hacia el arroyo Pirayuí, el Riachuelo y el río Paraná.

 

El intendente Fabián Ríos coordinó la instalación de una de esas bombas en la intersección de los Canales 4 y 5 ubicados a la altura de Ruta 12 y la avenida Río Chico, cerca del aeropuerto. la bomba de gran capacidad para desagote de 40 millones de litros por día; a la que se le sumaría otra bomba que aportará el Gobierno Provincial.

 

En la misma zona, cercano al barrio Perichón; la Secretaría de Infraestructura también abrió un nuevo canal aliviador para evitar acumulación de agua y situaciones de anegamientos en las zonas subrurales bajas.

 

“El objetivo es derivar el exceso del agua que viene por el Canal 4 hacia el Canal 5, evitando así que ambos cursos rebalsen. Con esto se alivianan las cargas de cada ducto y se facilita que el agua llegue al río”, explicó Hugo Fernández, Subsecretario de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad.

 

Durante el día, los equipos viales de la Municipalidad también realizaron trabajos en grandes canales a cielo abierto ubicados en los barrios la Olla, Ongay, Irupé, Serantes y Loma Linda al sur. Las tareas de limpieza y profundización de canales también se ejecutaron en los barrios Itatí, Pujol, Sol de Mayo, Quinta Ferré, Anahí, Canal 13 al norte; Río Paraná y Alta Gracia al suroeste; Cremonte, Ponce, Santa Rita, San Ignacio y Pirayuí al norte y al noreste. Se amplió la capacidad de los canales, realizó un ensanchamiento y limpieza total.

 

EXCEDENTES DE AGUA LLEGAN DE LAGUNARES DE SANTA ANA, SAN LUIS, RAMADA PASO

La capacidad de escurrimiento de todos los canales de la Ciudad aumentó considerablemente en las últimas horas, ya que por una cuestión natural a los mismos no solo llega el agua de barrios capitalinos; sino de sectores rurales y lagunares de Santa Ana, San Luis del Palmar, Ramada Paso.

 

Al estar desbordado el Riachuelo, los excesos de agua de toda la zona adyacente a los sectores urbanos termina en los canales naturales a cielo abierto de la Ciudad de Corrientes.

 

Al mismo tiempo se trabajó en los ductos a cielo abierto que desaguan en el arroyo Pirayuí, Riachuelo y el río Paraná, que están a su máxima capacidad pero que por la gran cantidad de lluvia caída escurre a menor velocidad.

 

Desde la Comuna capitalina se insta a los vecinos y medios de comunicación derivar los reclamos y/o pedidos por las diferentes problemáticas generadas por las precipitaciones al 0800 - 5555 - 6864 (MUNI).